La hostelería del Hospital do Salnés sirve más de 4.000 menús al año

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La hostelería del Hospital do Salnés sirve más de 4.000 menús al año
En este servicio, que está a cargo de una concesionaria, trabajan 16 personas.

Un total de 16 personas conformar el cuadro de personal del Servicio de Hostelería del Hospital do Salnés que el año pasado preparó más de 4.000 menús. Dividido en dos turnos, este personal se encarga de suministrar todos los alimentos que se precisan a lo largo del día en el centro hospitalario. Desayuno, comida, merienda , cena y otros víveres que quedan en stock las 24 horas del día para los pacientes que precisan ingerir algún tipo de refrigerio fuera del horario de reparto de menús.
Las exigencias de higiene sanitaria de las diferentes administraciones son cada vez mayores para garantizar la seguridad alimentaria en una cocina que trabaja al cien por ciento a l o largo de todo el año. En cada turno, se sirven en el Hospital do Salnés alrededor de 70 menús adaptados a la situación de cada paciente. De estos, 25 corresponden a la dieta base, 20 son específicos para la digestión blanda y 12 para diabéticos. En Urgencias se sirven una media de diez dietas en cada ingesta y también se ofrece un menú para el personal médico de guardia.
Gracias a un programa adaptado por la empresa concesionaria, el personal de planta o de Urgencias envía cada día al servicio de cocina las necesidades de los usuarios para, en función de esto, elaborar los menús que constan de tres primeros platos, tres segundos y tres sobremesas caseras. Aún así es posible modificar los platos establecidos en caso de paciente inapetente o que, por cualquier circunstancia requiera una alimentación específica.
Tanto estos menús individualizados como el resto se elaboran en la cocina del Hospital Comarcal bajo la supervisión de un dietista y con un estricto programa de trazabilidad que permite controlar todos los productos desde que llegan al Hospital hasta que son servidos a los pacientes. De esta forma se garantiza la máxima frescura y calidad de los alimentos.
La gobernanta se encarga de la compra. Los productos menos perecederos se compran dos veces por semana, pero los frescos diariamente. Así cada mes se suministran al Hospital más de 4.000 bollos de pan.
Aunque no todos los pacientes están conformes con la dieta hospitalaria, en general entiende que no pueden comer lo que les apetece y que deben adaptarse a las exigencias del centro y a las propias recomendaciones médicas. También hay que tener en cuenta que una media de 15 usuarios que están en el Hospital no pueden tomar ningún tipo de alimentación al serles prescrito ayuno absoluto.
El servicio de Hostelería del Hospital do Salnés cuenta desde hace cuatro años con la certificación ISO 9001 que garantiza la aplicación de los máximos estándares de calidad no sólo en la elaboración de estos menús sino también en el aprovisionamiento de la materia prima, su conservación y distribución.
El centro hospitalario comarcal ofreció durante Navidad un menú especial para que las personas que tuvieron que pasar estas fechas ingresadas pudieran gozar también de las fiestas.

Fuente: farodevigo.es"