La cocina del Clínico preparará los 5.000 menús diarios de los hospitales

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La cocina del Clínico preparará los 5.000 menús diarios de los hospitales

La de Conxo cierra por no reunir condiciones y su plantilla se mantiene y se dedicará a otras funciones.



El Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) clausurará la cocina del centro médico-quirúrgico de Conxo, por lo que los aproximadamente 5.000 menús diarios que se preparan se elaborarán únicamente en la del Clínico. Así lo confirmó la dirección del CHUS en una reunión que mantuvo esta semana con la representación laboral de la Comisión de Centro.

Amalia Castro, como presidenta de este órgano elegido por la plantilla, afirma que han exigido respeto a todos los puestos de trabajo. Y desde la dirección han ofrecido garantías de que continuará todo el personal, aunque la mayoría asumirá nuevas funciones: parte de los pinches de cocina de Conxo se desplazarán para trabajar en las instalaciones del Clínico, y otros operarios se ocuparán del refuerzo de las tareas de distribución de los platos en los dos hospitales de Conxo y en el Gil Casares.

Esta redistribución, que se prevé será efectiva en diciembre, se debe a que la cocina de Conxo no reúne ya condiciones y requería una amplia reforma. Por ese motivo se ha decidido prescindir de ella, según se explicó a los representantes laborales, debido a la capacidad disponible en la del Clínico, que se considera suficiente para atender las necesidades de las 1.500 plazas de pacientes que comen a diario en el CHUS.

Para parte de los comensales se elaboran cuatro menús al día, pues a mayores de desayuno, comida, y cena también meriendan.

Dietas específicas

La cocina del Clínico, que empezó a funcionar en septiembre de 1999, tuvo importantes inversiones posteriores. Entre ellas destacan la línea de frío, implantada en el primer semestre del 2002; y la cadena de emplatado, seis años más tarde, en 2008.

Los hospitales gastan anualmente más de tres millones de euros en alimentos. Y los profesionales de la cocina condimentan más de millón y medio de platos cada año.

A parte de los pacientes se les da la posibilidad a escoger entre más de una opción de menú. Aunque otras personas ingresadas, por las necesidades de su estado de salud, requieren dietas específicas y se les condimenta el plato concreto recomendado por los especialistas. Existe un servicio de dietistas, coordinado desde la sección de nutrición del CHUS.

Para cocinar y distribuir los platos hay sobre 150 trabajadores. La mayoría se sirven en las habitaciones. En el Psiquiátrico de Conxo es donde hay más usuarios que comparten habitualmente un comedor.

Para la intensa preparación de las comidas hay tecnología como máquinas lavaverduras y otros electrodomésticos. También dispone de un potente túnel de lavado de vajilla. Parte del personal ejerce en los almacenes, y hay igualmente conductores para la distribución.

La superficie de la cocina del Clínico supera los mil metros cuadrados, y desde el mes pasado se acondiciona para iniciar sus nuevas funciones para todo el complejo.

Fuente: La Voz de Galicia.es"