El Hospital de Alcoy estrena cocinas

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El Hospital de Alcoy estrena cocinas
El Hospital comarcal Virgen de los Lirios, de Alcoy, acaba de estrenar nuevas cocinas, en lo que ha supuesto un salto cualitativo en cuanto a condiciones higiénicas y, sobre todo, en la incorporación de equipamiento moderno y en líneas de manipulación de alimentos altamente seguras. La operación, incluida en la actual fase de ampliación del Hospital Virgen de los Lirios, ha implicado la "jubilación" de las actuales cocinas, operativas desde 1972, aunque han sido objeto de diferentes ampliaciones y renovaciones.
El gerente del área de Salud y director del Hospital, Carlos Aracil, el subdirector de gestión, Santiago Aniceto, y el jefe de Hostelería, ángel Martínez, explicaron ayer, aunque sobre todo este último, las características de la renovación de este servicio. "Empezamos a utilizarla el pasado 4 de enero, aunque la puesta en marcha ha sido progresiva, explica ángel Martínez.
"En cuanto a superficie puede que no hayamos ganado mucho, pero sí en la distribución de espacios, que aquí están más aprovechados, más claros", señala. Las cocinas del Hospital, según subraya su máximo responsable, son un servicio fundamental, toda vez que la actividad es permanente. "Aquí ofrecemos entre 180 y 250 comidas por turno", lo que en total puede implicar hasta 750 ágapes al día. De hecho, en una pared del recinto está pegado el menú semanal, con dos apartados distintos, según sea el normal o el de dieta. En total 42 combinaciones diferentes de menú, y con una particularidad: "últimamente pesa mucho el gluten, porque hay más alergias", resalta.
En las cocinas trabajan 40 operarios, lo que implica 13 por turno, que ahora disponen de almacenes aislados casi herméticamente y de cuatro nuevos congeladores, "cámaras dobles con entrada y salida", para evitar problemas y manipulaciones indebidas. "Las cocinas están ahora muy mejoradas y el equipamiento es de lo más moderno", subrayan los responsables del servicio. De hecho, Aniceto hizo hincapié en que se ha incorporado un lavador de verduras que ha costado más de 8.000 euros. "Hemos aprovechado algunas cosas, pero casi todo es nuevo", agrega.
Martínez detalla algunas cifras cotidianas en el Hospital Virgen de los Lirios, que atiende a los 140.000 habitantes de las comarca de l'Alcoià, El Comtat y la Foia de Castalla, como por ejemplo el uso de 18 kilos de arroz diarios o entre 600 u 800 panecillos, de diversas clases. El proyecto también ha contemplado la denominada "línea de sucio", que recoge los carros y desechos cuando bajan de planta, y que van directamente a un servicio de desinfección automatizada.

Fuente: M. CANDELA
informacion.es"