De los 200 kilos de patatas diarios que salen de la cocina a las 11,5 toneladas de ropa de la lavandería

Versión para impresiónSend by emailPDF version
De los 200 kilos de patatas diarios que salen de la cocina a las 11,5 toneladas de ropa de la lavandería

Cocina, informática o limpieza son servicios imprescindibles para que el centro funcione. Se trata de áreas centralizadas que dan servicio a todo el Hospital Miguel Servet, pero también a otros centros, ya que, por ejemplo, parte de la ropa que se lava diariamente procede del Nuestra Señora de Gracia o el San Jorge de Huesca.

Además de los servicios sanitarios, en los hospitales existen otros menos visibles pero sin los cuales los centros no podrían funcionar diariamente. Es el caso de la cocina, la lavandería, la limpieza, el almacén, el mantenimiento o los trabajos de informática. "Se conocen como servicios generales o de apoyo. El trabajo en ellos suele ser duro. En ocasiones, solo se nota cuando faltan o fallan. Todos ellos complementan la habitabilidad y la salubridad de los pacientes. Y, en nuestro caso, la alimentación es una parte muy importante para su restablecimiento, pues un paciente bien nutrido se cura antes", explica Miguel Vera, jefe del servicio de Hostelería del emplazamiento.

200 kilogramos de patatas, 330 litros de leche y más de 800 yogures salen diariamente de una cocina que realiza 1.300.000 servicios al año utilizando 42 dietas diferentes y que encuentra sus pilares básicos en la seguridad alimentaria, el equilibrio dietético nutricional, la presentación atractiva de la dieta mediterránea y el coste razonable. Se da la peculiaridad de que se inauguró en 2008 con las ideas de sus propios trabajadores. "Somos la cocina más grande de Aragón", expone Vera, quien indica que trabajan en ella el jefe de Servicio de Hostelería, dos jefes de Cocina, el jefe de Grupo de Abastecimientos, el jefe de Grupo de Control Interno, cinco gobernantes, 15 cocineros y 157 pinches. 

En cuanto a otros servicios, cabe subrayar las 11,5 toneladas de ropa que se lavan diariamente procedentes del propio Miguel Servet, pero también del Hospital Nuestra Señora de Gracia, el San Jorge de Huesca, el de Jaca y el de Alcañiz, además de todos los centros de Atención Primaria y de Especialidades del sector I y II.

Asimismo, más de un centenar de proveedores se encargan de gestionar los 12.000 equipos, sistemas, instalaciones e instrumental médico necesarios para la terapia y diagnóstico de los pacientes –desde un termómetro a un acelerador, pasando por una resonancia magnética– de los que dispone el sector II, al que pertenece el centro, en el que se realizan al año 7.000 mantenimientos, tanto correctivos como preventivos sobre este equipamiento.

El número de trabajadores en los servicios de cocina, lavandería, lencería, mantenimiento y transporte asciende a 548. Unos ámbitos que incluyen numerosas categorías profesionales, como una tapicera, una delineante, 24 electricistas, 10 fontaneros, 19 mecánicos, 4 carpinteros, 6 conductores, 9 ingenieros técnicos o 14 cocineros, entre otras muchas.

Fuente: 

Heraldo.es