Menú de hospital a la carta

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Una trabajadora recoge con un ordenador portátil el menú elegido por un paciente.

Un paciente bien nutrido puede superar mejor su enfermedad. Así que el Hospital Carlos Haya analizó los alimentos que los enfermos se dejaban en las bandejas y ha introducido una serie de cambios en los menús que comenzarán a aplicarse a partir de hoy. 

 
Así, se han sustituido aquellos alimentos que menos se consumen por otros de mayor aceptación y se han ampliado de 11 a 14 el número de días con menús distintos. Los cambios se han introducido principalmente en las comidas normales, es decir en las de los pacientes que no deben seguir una dieta específica. Cada día, en el centro sanitario se reparten 1.100 menús y de ellos el 60% corresponden a este tipo de enfermos. 
 
Los niños, por ejemplo, tienen la opción de elegir entre dos y cinco platos diferentes en las comidas principales. "El objetivo es que sea de su agrado para asegurar su correcta alimentación", señaló ayer el hospital al dar a conocer esta mejora desarrollada entre la Subdirección de Hostelería y la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición. 
 
Además, a los menores ingresados se les ofrece la posibilidad de elegir pizza casera los llamados Días de Cine, que son jornadas en las que se proyecta una película infantil en el Hospital Materno para que el ingreso de los pequeños sea más llevadero. 
 
Para la elaboración de los menús se ha tenido en cuenta la gastronomía malagueña. Así, hay platos típicamente locales como gazpachuelo, coles o berza. En total, hay 23 dietas diferentes de las que una 13 son terapéuticas, que son aquellas que están condicionadas por la patología del paciente. Ocho son normales. Y también hay una individualizada en la que el enfermo puede elegir lo que desea comer. 
 
Técnicos en dietética consultan a pie de cama a los pacientes con dieta normal lo que quieren comer al día siguiente, entre la variedad de platos previstos y con un ordenador portátil envían la petición al Servicio de Restauración. En el caso de enfermos con dieta terapéutica, son los enfermeros los que transmiten la petición.
Fuente: 

malagahoy.es