Los pacientes del Hospital General de València valoran “muy satisfactoriamente” la calidad del servicio de cocina

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Los pacientes del Hospital General de València valoran “muy satisfactoriamente” la calidad del servicio de cocina

La cantidad de alimentos ofrecidos, la presentación, la temperatura, la higiene y el servicio alcanzan valores superiores al 83% de satisfacción.

Los pacientes del Hospital General de València se han mostrado muy satisfechos con el funcionamiento y la calidad de los alimentos que ofrece el servicio de cocina, según los resultados obtenidos en una encuesta de satisfacción realizada con el objetivo de conocer la opinión de los pacientes ingresados en las plantas de hospitalización (tanto en los que llevan dieta basal como terapéutica) y detectar las posibles áreas de mejora.

De este modo, durante el mes de mayo se llevó a cabo una encuesta en la que participaron 160 pacientes de todas las edades y en la que predominaron los pacientes mayores de 65 años.

En la encuesta se incluyó la valoración de nueve parámetros relacionados con el funcionamiento y la calidad del servicio de cocina, tales como: la calidad, la cantidad, la variedad de alimentos, la presentación, la condimentación, la temperatura de los platos, la higiene, el servicio y los horarios.

Según explica la responsable de Dietistas y Hostelería, Fina Irles, “en su conjunto, la encuesta refleja un alto grado de satisfacción de los pacientes por la comida que reciben durante la estancia hospitalaria. Los parámetros mejor valorados han sido la cantidad de los platos, la presentación, la temperatura, la higiene y el servicio de alimentación, que son los que mayor puntuación han obtenido y que han alcanzado entre el 83 y el 89 por cien de satisfacción”.

Por otra parte, la variedad de los alimentos servidos a lo largo del tiempo que los pacientes han permanecido ingresados ha sido valorada en torno al 74 por cien, seguida por la calidad de los mismos, que representa el 70 por cien, y por los horarios en los que se sirven las comidas, con el 65 por cien.

“La puntuación más baja se ha registrado en el parámetro de la condimentación de los alimentos, con un 55 por cien, que era lo que esperábamos dada la cantidad de factores que influyen en el apetito del paciente ingresado y en la composición de los platos que forman parte de las restricciones que lleva una dieta terapéutica”, añade Irles.

El grado de satisfacción incluía el porcentaje de los satisfechos y muy satisfechos. La alta valoración que se ha alcanzado se debe a la apuesta que viene haciendo el hospital por la calidad en la materia prima y la variedad. Hay que destacar que desde hace más de 10 años se ofrece a los pacientes un menú ecológico a la carta, integrado por platos preparados con productos procedentes de la agricultura ecológica de la Comunidad Valenciana, cultivados sin ninguna sustancia química añadida.

También cuenta con un sistema selectivo de limpieza que forma parte de las rutinas de higienización de las distintas áreas hospitalarias y con carros para el traslado y distribución de alimentos (termorregeneración), que mantienen las características organolépticas (mantiene el color y el olor sin que se mezcle con el de otros alimentos presentes en el mismo carro), además de mantener la temperatura correcta, tanto en caliente como en frío.

Todo ello hace que este servicio sea de los de mayor calidad, gracias al esfuerzo de todos lo que lo integran y a la implementación de tecnologías que permiten que los alimentos puedan llegar a la habitación del paciente en condiciones óptimas.

Fuente: 

por gabinete de comunicación el 5 septiembre 2018 en asistencia hospital