La cocina del Reina Sofía incorpora un nuevo tren de lavado con las últimas tecnologías

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La cocina del Reina Sofía incorpora un nuevo tren de lavado con las últimas tecnologías

La cocina del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba cuenta desde principios de este año con un nuevo tren de lavado con las últimas prestaciones tecnológicas que incorpora mejoras sustanciales en las condiciones de trabajo de los profesionales del Área de Alimentación, garantizando la limpieza y desinfección del menaje del complejo sanitario con elevada precisión.

Según ha indicado la Consejería de Salud en una nota, el nuevo equipo y las obras de adaptación que han sido precisas acometer han supuesto una inversión cercana a los 250.000 euros y una ampliación de la superficie de la cocina en 190 metros cuadrados más -en total, la cocina del hospital suma en la actualidad 1.390 metros cuadrados-.

Otros aspectos que mejoran con el nuevo tren de lavado -que en los próximos días entrará en funcionamiento- son el aumento de la eficiencia, ahorro de tiempo y esfuerzo, optimización de los circuitos y espacios y, en definitiva, aporta avances en los procesos de trabajo que se desarrollan en la cocina del hospital, unas instalaciones claves en el funcionamiento del centro en las que se preparan a diario unas 3.200 ingestas.

La directora gerente del hospital, Valle García, acompañada por el director de Servicios Generales, José Luis Gómez de Hita y la subdirectora del Área de Hostelería, Rosa María Fernández, han visitado este miércoles la cocina centralizada del hospital para conocer las mejoras acometidas. Los propios profesionales han sido los encargados de contar el funcionamiento del nuevo equipo y poner en valor las ventajas que aporta.

La directora gerente ha resaltado que con la puesta en marcha del nuevo equipo “damos un paso más en el compromiso del hospital por continuar garantizando la seguridad alimentaria de los pacientes mediante la incorporar de mejoras continuas”. Valle García también ha recordado la consecución el pasado año, por parte de los profesionales de Hostelería del hospital, de una acreditación internacional por la eficacia en la gestión de la calidad, mejora continua de sus servicios y la satisfacción de las necesidades del usuario (la certificación en la norma ISO 9001:2015).

“Las jornadas de hostelería hospitalaria que se desarrollan cada dos años y permite a los pacientes degustar platos especiales también es una de las señas de identidad de la cocina del Hospital Reina Sofía y un ejemplo de sus deseos de superación”, ha resaltado.

Por su parte, el director de Servicios Generales apunta que “la automatización aporta eficiencia, seguridad y calidad al proceso de lavado e higienización. Las obras para acoger el nuevo equipo se iniciaron hace unos meses y mientras tanto la cocina ha seguido funcionando con normalidad gracias el esfuerzo de adaptación de sus profesionales”.

Gran capacidad

Se trata, concretamente, de un tren de lavado de gran capacidad con cinta transportadora y un equipo que permitirá automatizar el lavado de los carros de comidas. Para su diseño, se han tenido en cuenta las necesidades, los circuitos, la seguridad y eficiencia del proceso y de los profesionales, las dimensiones del equipo, así como el volumen de los elementos a higienizar y su almacenaje una vez limpios.

Por otro lado, la cinta de desmontaje permite trabajar de manera más cómoda en la limpieza de restos de las bandejas y vajilla antes de introducirlas en el tren de lavado. “Se trata de un salto cualitativo para todo el personal que trabaja en cocina, ya que es un equipamiento muy avanzado que nos ahorrará tiempo, esfuerzo y nos permitirá crecer en eficacia”, ha señalado Rosa Fernández.

El equipamiento de lavado funciona mañana, tarde y noche, todos los días del año, en estas instalaciones se lavan e higienizan tanto los carros de transporte de comidas, como bandejas y demás elementos y vajilla que se emplea en el servicio de alimentación de los pacientes.

La cocina centralizada del Hospital Reina Sofía, que se ubica en el semisótano del hospital Provincial, cuenta con una plantilla formada por 141 profesionales (cuatro jefes de cocina, 17 cocineros y 120 pinches), que se encargan de elaborar los platos que consumirán los pacientes ingresados en el Hospital Provincial, General, Materno Infantil y Hospital Los Morales.

Hasta estos edificios la comida se traslada en condiciones óptimas de transporte. Los datos de 2018 indican que el Servicio de Alimentación del Hospital Reina Sofía, elaboró y sirvió cerca de 250.000 ingestas con una media de 800 dietas diarias el pasado año.

Fuente: 

Cordopolis.es